Kevin Durant, estrella de la NBA, habla sobre la relajada política de La Liga en materia de cannabis

    La reforma del cannabis es una cuestión de justicia social y de salud para los jugadores

    La cuestión de la reforma del cannabis es algo que muchos jugadores de la NBA se toman como algo personal por varias razones. En primer lugar, la política estadounidense de prohibición del cannabis siempre se ha dirigido de forma desproporcionada a las comunidades de las que proceden muchos jugadores de la NBA. Por eso, cuando una sola condena por cannabis puede impedir que un joven de un barrio desfavorecido consiga una beca universitaria, muchos de los jugadores actuales saben que es una suerte que hayan llegado hasta la liga sin ser detenidos por fumar cannabis. 

    La leyenda de la NBA Kevin Durant lidera la reforma de la política antidroga de la liga.

    En segundo lugar, está la cuestión de la salud. El cannabis es un gran analgésico que es menos adictivo y, lo que es más importante, no tiene los efectos secundarios de muchos de los medicamentos que los equipos de la NBA solían recetar para mantener a los jugadores en condiciones de rendir. En concreto, los medicamentos antiinflamatorios que se administraban a los jugadores pueden ser perjudiciales para los órganos internos en dosis elevadas, y Alonzo Mourning, jugador del Salón de la Fama de la NBA, cree que el uso excesivo de estos antiinflamatorios le llevó a necesitar un trasplante de riñón.

    KD, también conocido como «The Slim Reaper» o «Durantula», junto a la cancha en un partido de la NBA.

    Kevin Durant lideró la carga

    Así que, cuando llegó el momento de hablar con el comisionado de la NBA Adam Silver sobre el cambio de la política, Kevin Durant no hizo ningún intento de ocultar sus intenciones. No sólo fumó antes de la reunión, sino que acudió a ella oliendo todavía a humo fresco de cannabis. Para entonces, el cannabis ya había sido legalizado en muchos de los estados donde juegan los equipos de la NBA y una vez que Silver supo que Durant (y muchos de los mejores jugadores de la liga) fumaban cannabis, hizo el cambio. 

    Ahora, los jugadores de la NBA pueden disfrutar del cannabis sin tener que preocuparse de ser sometidos a un control antidopaje y suspendidos de la liga por un resultado positivo. Según Durant, «Es la NBA, tío… todo el mundo lo hace… a estas alturas es como el vino». G13 Magazine se alegra de que Kevin y la liga hayan dado la cara. También nos alegramos de que la liga se haya puesto del lado de los jugadores en este asunto. 

    El nivel de juego en la liga no ha bajado desde el cambio

    Sin embargo, hay que señalar una cosa más: el nivel de juego en la NBA no ha disminuido en absoluto desde la relajación de la política sobre el cannabis. De hecho, muchos observadores afirman que la calidad del juego en la NBA es más alta que nunca. Una victoria para los reformistas del cannabis. Esperemos que los empresarios y legisladores de los lugares donde el cannabis sigue prohibido tomen nota.

    G13 Club es un círculo privado de consumidores de cannabis con sede en Barcelona y una plataforma multidisciplinar que desarrolla y produce distintas actividades relacionadas principalmente con la cultura urbana, la música y el arte.


    Leave a Comment

    This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.  Learn more